Castillo de Sant Antoni

El castillo de Sant Antoni, el origen del pueblo de Fornells

El origen del pueblo de Fornells está vinculado a la fortificación de la bahía, emplazamiento estratégico de la isla de Menorca. El proceso de construcción del castillo, a partir de 1637 , propició la aparición de un arrabal. En las décadas posteriores al inicio de las obras ( 1647 – 1680 ) se construyeron las primeras casas y las primeras calles y plazas en el arrabal fornellense . Los primeros fornellenses fueron las personas vinculadas a la construcción del castillo y los militares destinados a la fortificación. A partir de 1782, con la inutilización del castillo, Fornells perderá interés para los militares y, a partir de entonces, irá paulatinamente convirtiéndose en un pueblo básicamente de pescadores. Durante el s. XX se ha convertido en un pueblo turístico que destaca por la singularidad de su paisaje, por la oferta náutica y por su gastronomía marinera tradicional menorquina.

La  muralla y los baluardes

El puerto de Fornells no disponía de ninguna defensa militar. En 1604 se construyó una atalaya de vigilancia, pero la zona requería una construcción militar más importante para combatir los ataques piratas. El rey Felipe IV mandó construir un castillo en la zona que hoy ocupa la torre de defensa de Fornells (1625), pero nunca se llegó a construir por falta de presupuesto. A partir de 1637 se empieza a construir el castillo en su actual ubicación con el nombre de Sant Antoni. Los castillos de la época se caracterizan por estar construidos con una muralla alta, gruesa y un ligeramente inclinada. Las esquinas estaban defendidas por cuatro baluartes, plataformas en forma de pentágono situados en los ángulos salientes, con muros gruesos y rellenos de fierro, en los que se ubicaban los doce cañones y los mosquetes para defender el castillo. Las murallas de Sant Antoni tenían doce metros de altura, treinta metros de anchura y estaban rodeadas por un foso.

El patio de armas y la defensa del Castillo

Se encuentran en el centro del patio de armas , alrededor del cual transcurría la vida cotidiana del castillo. Ubicado en la planta baja , el patio conectaba con los baluartes sur y oeste. donde se encontraban los almacenes de pólvora y las casamatas (estancias cubiertas y especialmente fortificadas), desde las que los soldados disparaban al enemigo . En esta parte del patio estaba el acceso a la capilla real del castillo, habitaciones de soldados y oficiales, la casa del capitán y las oficinas. En el patio, los soldados hacían la instrucción y se encontraba el rellano de la escalera principal , que permitía acceder a la plataforma artillera. También se aprecian dos aperturas: una corresponde al cuello del aljibe y la otra conectaba con los almacenes subterráneos. La entrada del castillo, mediante un puente levadizo, estaba al sur. El acceso al patio de armas tenía forma de zig – zag para dificultar el ataque. En 1798 , el antiguo patio de armas se reutilizó: se levantaron pequeños construcciones y una nueva escalera que permitía llegar a la altura en la que se ubicó la nueva batería de cañones.

Aljibe

El agua es un bien estratégico que debía asegurarse en cualquier edificio militar. Su uso principal era para el consumo de la guarnición. Sin embargo , también tenía otros usos necesarios para la defensa militar. Por tanto entrar en este espacio, que corresponde al antiguo aljibe del castillo, es como entrar en el núcleo de la fortificación. El castillo tenía un sistema de recogida de agua, que la conducía hasta este punto para almacenarla. El aljibe es una de las cuatro partes del nivel inferior del castillo, área subterránea bajo el patio de armas. Las medidas son de 8 por 8 metros, con bóveda de cañón y con una capacidad de almacenaje de cerca de 130 toneladas de agua pluvial. El cuello o obertura del aljibe se situaba en un lado del patio y permitía una autonomía en la provisión de agua para la fortificación. es uno de los pocos espacios conservados intactos después de la inutilización del castillo mandada por Carlos III en 1782.

Los almacenes

Este área corresponde al nivel subterráneo del castillo o el patio de mas. Este espacio se destinaba a almacén  de la fortificación. Existían dos salas más idénticas a está, justo en frente. Cada una de ellas tenia, también, una dimensión de 8 por 8 metros y se terminaban en bóveda de cañón, para resistir el ataque de la artillería enemiga. Los almacenes y el aljibe estaban protegidos por la muralla, los baluartes y las áreas rellenas de tierra. Este era el lugar destinado a almacenar las provisiones y las municiones del castillo. Justo enfrente de este almacén se pueden observar los cimientos de la plataforma del castillo correspondiente a su parte sur. Cuando el castillo estaba aún en uso, estos espacios estaban rellenos de tierra. Actualmente se han excavado y se pueden observar sus estructuras, enfrente a la derecha, estaba el acceso, que desde la planta baja, llegaba hasta los almacenes, este antiguo almacén y las dos áreas de enfrente, espacios amplios y protegidos por el viento del norte, se utilizan actualmente para desarrollar diferentes actos culturales.

Galería de imágenes

Compartir en:
Share

Deja un comentario

comentarios